CARRERA DE ORIENTACIÓN

Observa los vídeos, lee detenidamente el texto,  y contesta a las siguientes preguntas.

1. Explica en qué consiste una carrera de orientación. Enumera el material necesario.

2. Dibuja una brújula y señala sus partes.

3. Explica cómo se calcula un rumbo con una brújula (consulta tus apuntes de clase).

4. Define los siguientes elementos de un mapa; escala, curvas de nivel y leyenda.

5. Señala en el texto cinco palabras que no comprendas y busca su significado en el diccionario.

6. Escoge del texto alguno de los paisajes o animales que hayas visto y haz una descripción con tus propias palabras.

 

CONOCE EL ALTIPLANO

 La localidad de Zújar se encuentra en la comarca del Altiplano, al norte de la provincia de Granada, entre Jaén y Almería. Una tierra formada por inmensas altiplanicies que hace millones de años acogieron un enorme lago, limitada entre la sierra de Baza y la sierra de Castril, presidida por cumbres omnipresentes: la Sagra y el Jabalcón, que coronan un misterioso paisaje semidesértico. Los pantanos Negratín, Portillo y San Clemente, y La Bolera en el límite con Jaén, contrastan con el árido paisaje circundante. El Altiplano es una de las zonas de mayor valor arqueológico de la provincia. Desde el Paleolítico a la época Ibérica hallazgos de industrias líticas acreditan a la zona como el lugar de poblamiento homínido más antiguo de Europa. Baza y Huéscar son las ciudades cabecera de las comarcas que componen el Altiplano. Sus pueblos: Benamaurel, Caniles, Castillejar, Castril, Cortes, Cuevas del Campo, Cúllar, Freila, Galera, Orce, Puebla de Don Fadrique y Zújar, componen una rica y extensa zona de impresionantes espacios naturales. Sierras, barrancos y laderas erosionadas por el agua y el viento a lo largo de los siglos forman un paisaje de marcados contrastes: arboledas que acompañan los ríos en contraste con los ocres de la tierra, paredes escarpadas seguidas del blanco de la cal de las chimeneas de las casas cueva (peculiares de esta zona), cascadas de agua de los ríos y del deshielo cuando las nieves se funden y bajan desde las cumbres a las sierras… Encontramos también manantiales de agua termal: Los Baños de Zújar, Fuencaliente y Orce. En definitiva, un entorno impregnado por una comarca tan extensa como rica en contrastes.

Los parques naturales que nos rodean hacen de este entorno un lugar privilegiado para practicar actividad física en el medio natural. El Parque Natural de la Sierra de Baza, el Centro de Interpretación Cortijo Narváez. En el otro extremo, el Parque Natural de la Sierra de Castril, con gran cantidad de grutas y galerías subterráneas, bañado por hermosas cascadas. Enebros, sabinas y pinos conforman la flora, así como el buitre leonado y el águila real levantan el vuelo por encima de las cumbres.

Nuestras aves insignia:

El águila real al igual que en la mayoría de las aves de presa, las hembras son mayores que los machos, pudiendo llegar al metro de longitud desde el pico a la cola y los 2,3 metros de envergadura alar, y un peso de entre 4 y 6,75 kg, mientras que el macho, de un tamaño menor, alcanza entre 1,8 y 2 metros de envergadura alar y un peso de entre 2,9 y 4,5 kg. El plumaje es castaño oscuro, tornándose dorado en cabeza y cuello y blanco en los hombros y el extremo de la cola. En los individuos jóvenes, el blanco abunda más en la cola que el pardo, relación que se invierte con la edad. Esta especie se incluye dentro de las llamadas águilas calzadas, ya que las patas están cubiertas de plumaje en lugar de tener una cubierta escamosa como en otras águilas.

El buitre leonado puede llegar a los 10 kg de peso, con una envergadura que supera los 2,5 m. Las plumas son de color ocre o canelo en la mayor parte del cuerpo (dorso, zona ventral y mitad anterior de las alas), siendo este el motivo de su apelativo “leonado”. Estas plumas leonadas, se tornan marrón oscuro o negro en las rectrices de la cola y extremo de las rémiges. La base del cuello está rodeada por filoplumas blancas a modo de gorguera.

El pico ganchudo, típico de las rapaces, y especializado en desgarrar tejidos, es pardo grisáceo en la base y amarillento pálido en los lados. Los tarsos y dedos son grises y grandes, aunque mucho más débiles que los de otras grandes rapaces, siendo las uñas cortas y romas. Esta circunstancia, a la que hay que añadir especialmente el gran peso y lentitud de estas aves, hace que sea prácticamente imposible que los buitres den caza o maten a otros animales, como sí hace el resto de las rapaces.

ESCALADA

Observa los vídeos, lee detenidamente el texto,  y contesta a las siguientes preguntas.

1. ¿Qué materiales nombra el monitor de escalada? Dime para que se utiliza cada uno de ellos (puedes buscar información en internet).

2. Explica cómo se realiza la técnica de progresión en escalada (consulta los apuntes de clase).

3. Busca información en el texto sobre tres modalidades diferentes de escalada y explica la diferencia entre cada una de ellas.

4. Fíjate en la imagen del mosquetón y dime la resistencia en Kn (kilonewton) del mosquetón colocado longitudinalmente y cerrado. A qué equivale 1Kn. Cuántos kg (kilogramos) aguanta un mosquetón de escalada.

5. Señala en el texto cinco palabras que no comprendas y busca su significado en el diccionario.

6. Escoge del texto alguna de las modalidades de escalada que se explican, busca información  y haz una descripción con tus propias palabras del entorno natural en el que se realiza.

  

CONOCE LA ESCALADA

La escalada, en montañismo, es una actividad que consiste en realizar ascensos sobre paredes de fuerte pendiente valiéndose de la fuerza física y mental propia. Se considera escalada todo ascenso ya sea fácil, difícil o imposible de realizar (según el estado físico de la persona) con las extremidades inferiores (pies y piernas; en algunos casos también se podía llegar a utilizar la rodilla, por si hubiera alguna pared al lado) y las extremidades superiores (brazos y manos). En la escalada hay alturas que implican un peligro considerable y con el objetivo de tener seguridad se utiliza equipo de protección.

En origen, la escalada aparece como una actividad derivada del montañismo. Entonces se consideraba sólo como un medio de entrenamiento para los recorridos de montaña. Fue en el siglo XIX cuando la actividad nació en Alemania del Este (Dresde) y en Inglaterra (el distrito de los Lagos).

A lo largo de un siglo, el material evolucionó al ritmo de las actuaciones de los escaladores y a la inversa. Las vías de dificultades crecientes aparecieron con los tiempos: 1913, nivel 5; 1917, nivel 6; 1970, nivel 7; 1983, nivel 8; 1991, nivel 9. La existencia de rocódromos a partir de los años 1960 dio un auténtico empuje a la evolución de la disciplina.

La escalada está a menudo considerada como un deporte de riesgo, aunque conviene distinguir diferentes prácticas: la escalada habitualmente se practica con un equipo que permite evolucionar con toda seguridad, pero existe una práctica más extrema llamada “solo integral”, donde el escalador evoluciona sin ninguna seguridad.

 Escalada libre

Se emplean únicamente las manos y los pies como elementos de progresión. Hay que mencionar que un elemento recomendable es el casco. Suelen utilizarse los denominados pies de gato. Éstos son un tipo de calzado que se adapta muy bien a los pies. La suela de los pies de gato es lo suficientemente gruesa para que no sea perforada por ningún objeto, y está fabricada en goma cocida, lo que proporciona adherencia, siempre que la roca no esté húmeda. Es por esta razón por lo que no conviene la escalada en ciertos lugares por la mañana, debido al rocío que humedece la pared. En esta modalidad de escalada libre está “prohibido” hacer descansos colgándose de los seguros entre las reuniones, y si el escalador se cae tiene que repetir el largo desde el principio.

Escalada alpina. Es la escalada llevada a cabo en alta montaña. Requiere ser un escalador experto debido a las complicaciones que podrían darse, como la capacidad física, falta de seguros fijos, roca no fiable, condiciones meteorológicas, descenso complicado, etc.

Escalada en hielose realiza en las partes más sencillas, en las cuales se forman cascadas de hielo. Es una de las más peligrosas. Se progresa con herramientas específicas: piolets y crampones, y para asegurarse se usan los tornillos de hielo.

Escalada mixta (roca y hielo).

Dentro de esta categoría “escalada libre”, se incluirían la escalada deportiva y la escalada clásica, siempre y cuando en esta última no exista ningún tramo de la vía ascendido con técnicas de escalada artificial.

 Escalada clásica (o tradicional)

La escalada clásica (o tradicional) persigue hacerse de la manera tradicional alpina, es decir, subir una vía por la que el primero de la cordada va instalando los seguros, ya sea en anclajes naturales (árboles, puentes de roca, puntas de roca) o en anclajes artificiales recuperables (clavos, nudos empotrados, fisureros, friends,…). Las fijaciones para escalada clásica se instalan generalmente en grietas (mayor sencillez), como los friends, fisureros, pitones… aunque ocasionalmente se colocan seguros que ofrecen mejores garantías, fundamentalmente por permitir una tracción multidireccional: tacos de expansión autoperforantes -conocidos popularmente como SPITS-. Si bien requieren un tiempo de instalación mucho mayor (al ser necesario perforar manualmente un agujero en la roca compacta de unos 3 cm de profundidad, usando la propia cabeza dentada del taco como broca y el martillo de escalador como percutor), ofrecen una resistencia mayor y, en combinación con un conjunto de conectores (chapa o anilla de anclaje + mosquetón) conforman un anclaje artificial con mayor eficacia para detener una caída que las fijaciones para fisuras. El taco en sí no es recuperable, a diferencia de las fijaciones para fisuras, aunque sí lo es la chapa o anilla que lleva para unirse al mosquetón. Retirada ésta (chapa o anilla), en pared sólo queda el orificio de la rosca hembra del taco. Generalmente se evita instalar anclajes de expansión (como Spits y Parabolts) en la escalada clásica, aunque a menudo se ven en pasajes delicados o difícilmente protegibles de forma muy natural.

Escalada deportiva

Estilo de escalada que, como sistema de seguridad, utiliza anclajes previamente fijados a la pared mediante sistemas mecánicos -de expansión- o químicos -resinas epoxi y colocados estrátégicamente a lo largo de la vía, lo que permite ampliar las posibilidades de escalada a las placas de roca compacta carentes de aristas o fisuras. Estos anclajes (“chapas”) sirven para asegurar a los escaladores de modo más polivalente que un friend o un fisurero lo que permite concentrarse mucho más en la técnica o en algunos pasos difíciles. La escalada deportiva se caracteriza por reducir notablemente el riesgo del escalador a cambio de aumentar el nivel de dificultad (el grado de la vía). Esta modalidad generalmente busca zonas relativamente accesibles y con paredes no necesariamente muy altas, en las que se equipan vías de diferentes grados de dificultad. Por lo general, estas vías, antes de equiparse, se “limpian” de maleza y de piedras sueltas o susceptibles de romperse, para ganar en la seguridad del escalador deportivo. La escalada de esta modalidad suele buscar la dificultad por sí misma, y la belleza de movimientos.

El tipo de escalada deportivo es idéntico al desarrollado en rocódromos, salvo que estos últimos utilizan presas artificiales para conformar los agarres que la roca provee de modo natural. Las presas están hechas de resinas sintéticas, con buena adherencia e imitando formas naturales según la dificultad que se quiera lograr, aunque tienen el inconveniente de gastarse paulatinamente, volviéndose lisas. Este problema se acentúa si no se utiliza una zapatilla apropiada. Se suele aducir a motivos éticos para prohibir o censurar la alteración del medio natural con el fin de facilitar la ascensión, de modo que, en caso de no tener suficiente nivel para escalar determinada vía, se recomienda buscar otra de menor nivel en lugar de alterarla artificialmente.

 Grandes paredes (BigWall)

La escalada de grandes paredes o big wall suele durar varios días por lo que se tienen que subir hamacas para dormir, víveres, etc. Para este tipo de escaladas se usan técnicas de escalada artificial, aunque últimamente se están realizando grandes y largas escaladas íntegramente en libre. Se precisa de alimento para uno o dos días y el mínimo material, ya que el peso de este nos dificultará aun más la ascensión de la vía.

Escalada artificial

En la escalada artificial se emplean todo tipo de material como fisureros y pitones para ayudar a subir y no sólo como protección; es decir, el material puede usarse también para progresar. En el caso de ausencia de presas naturales, se colocan fijaciones (del tipo adecuado a la carga y condiciones de la roca) a las que se sujetan estribos escalonados que servirán al escalador para ir ascendiendo. Es un tipo de escalada lento y laborioso, donde además es necesario usar mucho material. Constituye la única forma de alcanzar determinados lugares, siendo muy usado -por ejemplo- por los espeleólogos para explorar ventanas colgadas en paredes y techos de las cuevas.

Rincón de la lectura. La mujer que rompió las reglas.

Artículo de http://www.runners.es/articulo/la-mujer-que-rompio-las-reglas

El recuerdo de Boston ’67 - Antes de que cada gran ciudad tuviese su gran carrera, los 42km formaban parte del listado de vetos, oficiales o no, a las mujeres. Kathrine Switzer, que había entrenado duramente, se inscribió a la prueba utilizando sólo sus iniciales y, dorsal en pecho, se plantó en la línea de meta con el resto de los corredores. Poco después del kilómetro 3, la propia organización de la prueba trató de expulsarla de la carrera, ataque paralizado por su entrenador y su pareja, un exjugador de fútbol americano que le hizo un contundente bloqueo. Entre el miedo, la vergüenza y la firme convicción de seguir corriendo, Switzer terminó la carrera y se convirtió en la primera mujer que terminó de manera oficial un maratón. Acababa de escribir la primera página del running femenino.

Es esa extraña y atractiva sensación de empoderamiento que una siente cuando se calza las zapatillas y echa a rodar; es la confianza que genera el mero hecho de saber que el asfalto –como metáfora del mundo– está a tus pies; es la atracción por lo prohibido; es la necesidad de reafirmarse sobre la calzada, de liberarse de fantasmas y temores; es el convencimiento de que puedes lograr tu objetivo, sea cual fuere. Es la satisfacción de hacer del trabajo una pasión, o de tu pasión, trabajo; es sentir cada paso que das. Es un número, el 261. Es un lema, “be fearless”. Es, sencillamente, el espíritu de una corredora. Es todo eso, pero es mucho más, porque tratar de concentrar lo que representa Kathrine Switzer en unas líneas es cuando menos una ardua tarea.

A sus 66 años, Switzer mantiene intacta la vitalidad que le llevó a convertirse en la primera mujer en terminar de manera oficial un maratón –y no uno cualquiera–, el de Boston, allá por 1967. Pero no quiere galones que no le corresponden: “Otra chica entró en meta antes, pero no lo hacía de manera oficial”. Confiesa que la velocidad nunca fue su fuerte –a pesar de haber ganado el maratón de Nueva York en 1974 en 3:07:29–, pero la constancia y el trabajo duro sí están entre sus cualidades. No en vano, son las capacidades que destaca de Zátopek y que “te convierten en un mejor corredor”. Y hoy, 46 años después, mantiene intacto en su memoria el momento en el que el oficial del maratón trató de expulsarla de la carrera, en el kilómetro 3,2. Aunque no figuraba en el reglamento, las mujeres no podían participar en un maratón, era una de esas reglas no escritas que ahondan en las heridas sociales, pero que están llamadas a ser derribadas, tarde o temprano.

Y allí, entre las calles de Boston, avanzaba a zancada larga una joven de 20 años, estudiante de Periodismo, preparada para completar los 42.195 metros –había corrido 50km tres semanas antes y despejado con ello las dudas de su entrenador, Arnie– y con dorsal oficial, después de haberse inscrito como “K.V. Switzer”. Más allá de la preparación física, detrás del dorsal 261 había una chica “totalmente segura de que podía completar un maratón bajo cualquier circunstancia”. Acaso como una prueba de fuego, vino el azar a poner a examen esa seguridad en sí misma, pero se topó con una muchacha que crecía con cada metro que completaba. “Tenía que terminar esa carrera”. No importaban los obstáculos, no había excusas, tan sólo la determinación de cruzar la línea de meta: “Si no terminaba, nadie creería que una mujer puede completar un maratón”. Y la vergüenza, el miedo y el enfado se fueron disipando, devorados primero por la necesidad de seguir corriendo para escapar de allí y, después, por el convencimiento de que alguien había de romper las reglas. Y le había tocado a ella. Al cruzar la línea de meta, “supe que lo que quería hacer del running era crear oportunidades para las mujeres”, recuerda.

El cambio empezó a fraguarse

Esa misma noche, en una parada en el trayecto de vuelta a casa, llegó la llamada de la realidad. Todos los periódicos llevaban en sus portadas la historia de la chica que había desafiado las reglas del Maratón de Boston. “En ese momento pensé que las cosas realmente habían empezado a cambiar, aunque todos los cambios llevan su tiempo”.

Entre la casualidad y la preparación, había comenzado su lucha por la incorporación de la mujer a la sociedad a través del running. Creó el circuito de carreras para mujeres Avon, que ya cuenta con presencia en 27 países, y trabajó para que el Comité Olímpico Internacional introdujese el maratón femenino en los Juegos Olímpicos (Los Ángeles, 1984), la victoria de la que se siente más orgullosa. Y es que, más allá de las marcas y los números económicos, “la participación de la mujer en los Juegos Olímpicos cambia la cara de una ciudad “, si bien la igualdad de género –social y deportiva– es una meta no alcanzada todavía.

Dentro de esa lucha social se inserta el 261 Women’s Marathon, el maratón femenino que la ha traído a España. La carrera se celebrará en Mallorca el 30 de marzo y nace como un evento para mujeres, pero que no excluye a los hombres: se trata de que sean un apoyo, pero no un rival. “Muchas mujeres no se atreven a participar en las grandes carreras en las que la mayoría de los corredores son hombres por miedo a no ser suficientemente rápidas o buenas y este evento es un reto para salir a correr con otras personas de similares habilidades y aspiraciones. No se trata de excluir a los hombres, sino de permitir que las mujeres brillen. Es un día para ellas“.

Estando amadrinado por Kathrine Switzer, el evento había de llevar su seña de identidad: 261, el que fuera su dorsal en el Maratón de Boston de 1967. “Se ha convertido en un número mágico, en un mensaje de valentía y libertad que agrupa a todas las mujeres. Es una especie de llamada al reto, a marcarse objetivos quizás nunca imaginados”, reflexiona. Y eso, en términos de corredor, tiene nombre –y distancia– propio, maratón.

El premio humano

Switzer ha recibido premios y reconocimientos por su labor como comentarista televisiva y es una cara conocida en los programas estadounidenses, pero los aplausos nunca fueron buenos amigos de la sensatez; es consciente de que el auténtico galardón es el cambio social, así que no sorprende en demasía oírle reflexionar cuando se le pregunta por el corredor que más admira. “Es curioso cómo cambian tus referentes a medida que creces. Empecé admirando a la bailarina Margot Fonteyn, por hacer bonito lo difícil; después a Emil Zátopek, con quien descubrí la importancia del trabajo duro. Ahora, mi mayor admiración en el running es para Tegla Loroupe, una joven keniana con orígenes muy pobres en la que nadie creía, pero se convirtió en una de las mejores maratonianas del mundo. Cuando tu país y la gente que te rodea no te ofrecen aspiraciones, tú te conviertes en tu propia aspiración”. Para que siempre exista esa motivación, Switzer no cesa de aconsejar a los más jóvenes: “Han de elegir un trabajo que les apasione, no hay nada como amar aquello a lo que te dedicas”.

Una historia de casualidades

46 años después de aquel maratón, Switzer confiesa sentir una especie de instinto materno cuando ve correr a una fémina: “Pienso que es una de las mías; es maravilloso ver emerger y crecer a las mujeres a través del running”. Pero sería injusto no reconocer el papel de los hombres en el plano social de ese crecimiento. Porque más allá de la competición, hoy, aquí, una puede salir tranquilamente a rodar por calles y parajes –excepción hecha de algún que otro comentario masculino que de cuando en cuando se oye–, pero hubo un tiempo en el que era poco menos que una osadía; la incorporación de la mujer al running popular debe mucho a los pequeños grandes gestos de valentía que rompen las reglas, pero su consolidación debe mucho también al respeto masculino que ha permitido la normalización de la mujer en el mundo del corredor popular.

Si el nombre de Kathrine Switzer está en la historia del atletismo no es por sus marcas, no al menos las del cronómetro. Sí por las marcas sociales, porque con ella comenzó un cambio gracias al cual la visibilidad de la mujer se adentraba en el deporte. Fue la suerte de que nadie pidiese su nombre completo en la inscripción; fue la valentía de situarse en la línea de salida con el dorsal oficial; fue la casualidad de que el ataque se produjese justo detrás del camión de la prensa, con todos los objetivos enfocando al conflicto, pero fue también el acompañamiento sigiloso de todas las mujeres que poco a poco se fueron calzando las zapatillas y situándose en la línea de salida.

La historia de Kathrine Switzer es la historia en la que todo empezó a cambiar, es la historia de una muchacha que quería ser jugadora de hockey sobre hierba –todavía hoy sigue soñando que lo es– y, para lograrlo, siguió el consejo de su padre de correr una milla diaria. La casualidad la llevó al running, y la casualidad probablemente la llevó a las portadas de todos los diarios como la chica que rompió las reglas del Maratón de Boston. Las casualidades existen. O eso cuentan.

“Cuando tu país y la gente que te rodea no te ofrecen aspiraciones, tú te conviertes en tu propia aspiración.”

DEPORTES COLECTIVOS: BALONMANO.

Aquí tenéis el enlace a un partido de la selección española de balonmano del Mundial 2013 que se disputó el año pasado en España. Se enfrentan las selecciones de España y Hungría. Quiero que lo observéis detenidamente y contestéis a las siguientes preguntas analizando el equipo español:

1- Enumera y explica 5 reglas básicas del balonmano. (1 punto)

2- Dime el número de cada jugador y qué posición ocupa en el campo (central, laterales, extremos, pivote y portero). Explica las características físicas y técnicas que deben tener cada uno de ellos, así como las acciones más comunes que suelen realizar en el partido. (1 punto)
3- Dibuja  el terreno de juego con las medidas del campo y coloca a cada jugador con su número en la posición que ocupa. (1 punto)
4- Cómo se coloca la defensa y por qué crees que lo hacen de esta manera. Dime dos sistemas defensivos en balonmano y explícalos. (1 punto)

Busca la información que necesites en los apuntes de clase o en internet y pincha en el siguiente enlace para ver el vídeo y contestar a las preguntas:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/mundial-de-balonmano/mundial-balonmano-grupo-espana-croacia/1670538/

Y LA CAJA MÁGICA RUGIÓ.

BLOG DE ALBERT ROCAS. EXTREMO DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA.

Ayer era uno de los día señalados en el calendario para nosotros, había una mezcla de tensión e ilusión en el ambiente de la concentración, sabíamos que era importante ganar para conseguir tener opciones de cara a quedar primeros de grupo. [Hungría 22-28 España]

Rocas-blog

Vamos a ponernos en antecedentes: El día anterior al partido ya estábamos con el gusanillo en el estómago esperando a que llegara el gran día. Por la mañana estuvimos preparando el partido en el entrenamiento, y ya se notaba que era un día diferente porque vino mucha gente a vernos, entre ellos un gran grupo de niños. Se palpaba por las preguntas de la prensa que había muchas ganas de ver un partido de los grandes en la Caja Mágica. Por la tarde tuvimos un rato libre, yo aproveché como siempre para pasarla en casa con mi mujer y mi hijo.

Estuvimos pasando una tarde relajada jugando a escondernos y mientras jugábamos íbamos viendo las evoluciones de los partidos que daban en Teledeporte, que como ya he dicho nos ha sorprendido a todos por la cantidad y la calidad de los contenidos, los programas especiales,  balonmano las 24 horas, ¡nuestro sueño hecho realidad! Después volví al hotel y vimos un vídeo de los húngaros; había que tener listo todo lo que había que hacer durante el partido.

En el desayuno del día de partido ya estuvimos hablando sobre las cosas del mismo, cada uno visualizando lo que quería hacer durante el encuentro, y recibimos la visita de Don Vicente del Bosque; la verdad es que fue una sorpresa para todos. Fue muy amable con nosotros y nos dio la fuerza y motivación necesarias para afrontar el partido. Uno siempre escucha con atención a la gente que ha hecho nuestro deporte tan grande y él es uno de ellos.

Y llegó la hora… Después de la siesta nos fuimos para la Caja Mágica. Era el momento; todo estaba preparado; la gente había venido, muchos incluso después de muchas horas de viaje, para ver el primer gran partido del Mundial. Y ahí estábamos, charlando en el vestuario como todos los días pero con un punto de nerviosismo por lo que venía. Recuerdo la sensación de cuando salimos al campo, la gente aplaudiendo. Fue especial; un día de esos que se recuerdan en tu carrera deportiva. Todo el mundo estaba allí, se había cumplido el objetivo, la Caja Mágica estaba a tope para la ocasión, y el ‘speaker’ como siempre intentando meter a la gente en el partido.

Empezó el partido y estuvimos nerviosos en la primera parte. Nos pesó un poco la responsabilidad de no querer defraudar a toda tu gente, pero una vez quitado ese peso el grupo se transformó y demostró que somos un equipo de 16 jugadores. Todo el mundo aportó su granito de arena, todos a una para conseguir la victoria, eso es lo que hace grande a un equipo, como dije ayer. Los jugadores ganan partidos pero los equipos ganan campeonatos.

Ayer, mención especial para jugadores que habían jugado menos estos días y que solventaron el partido, como Carlos Ruesga, Antonio García o Ángel Montoro. Mañana será seguro el turno de otros, esto es lo que hace grande al equipo. Y la Caja Mágica rugió, se volcó con nosotros, supo sufrir en los momentos delicados y supo disfrutar de los mejores momentos con el equipo, una sintonía que a buen seguro volveremos a necesitar contra Croacia. El ambiente solo se puede describir en una palabra Mágico, como la Caja. Cuando vas a jugar fuera siempre quieres que llegue un momento como este y poder disfrutar con tu público de lo mismo que ves en otros paises y ayer fue así.

Poco quedar por decir, esto es muy largo y sólo acaba de comenzar. Todavía queda mucho campeonato y el partido contra Croacia es importantísimo, no es lo mismo quedar primero que segundo, tanto para octavos como para cuartos, en caso de pasar, y todos lo sabemos, así que, ¡hay que ir a por todas!

Por último, quiero desde aquí agradecer a toda la gente que nos manda ánimos desde cualquiera de las formas posibles. Se os agradece todo el cariño, y creo que hablo en nombre de todos cuando digo que nos hemos quedado fascinados por todas las muestras de afecto recibidas. En fin, vamos paso a paso y partido a partido y a ver qué nos depara este Mundial. El equipo está con confianza y con ganas de gustar. Vamos para arriba, pero siempre con la cabeza fría y los pies en suelo. Todos sabemos como es el deporte y ahora más que nunca hay que prepara a conciencia el siguiente partido y empezar de 0 una vez más. ¡Vamos, ‘Hispanos’!

Después de leer el texto contesta a las siguientes preguntas:

5- ¿Por qué los jugadores notaban presión antes de comenzar el partido? ¿Qué es la Caja Mágica?¿Quién visitó a la selección antes del partido?¿Cómo han apodado a los jugadores de la selección española de balonmano? (1 punto)

6- Analiza la siguiente frase, “los jugadores ganan partidos, pero los equipos ganan campeonatos”. (1 punto)

DEPORTES COLECTIVOS: BALONCESTO.

Aquí tenéis un vídeo de un partido de la liga femenina de Baloncesto: Mann Filter Zaragoza-Perfumerías Avenida. Observadlo detenidamente fijándoos en el equipo con camiseta azul y buscad información en los apuntes de clase o en internet  para contestar a las siguientes preguntas:

1- Enumera y explica 5 reglas básicas del baloncesto. Dibuja el terreno de juego con las diferentes líneas y a qué distancia está cada una. (1 punto)

2- Anota el número de cada jugadora y dime en qué posición juega (base, escolta, alero, pívot). Explica las características físicas y técnicas que tienen cada una de ellas, así como las acciones más comunes de partido que suelen hacer. (1 punto)
3- Dónde está situado el marcador que indica la posesión de juego (24 segundos). Explica para qué sirve. (1 punto)
4- Explica en qué consiste el tiempo muerto, cuándo se concede y cuánta duración tiene. (1 punto)

Pincha en el enlace para ver el partido:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/baloncesto-femenino/

EL GIGANTE DE LAS PIERNAS DE ALAMBRE.

http://historiasdeldxt.blogspot.com.es/2011/04/manute-bol-el-gigante-de-las-piernas-de.html

Con sus 231 centímetros de estatura ha sido, junto al rumano George Muresan, el jugador más alto de la historia de la NBA. Extremadamente delgado (apenas pesaba 90 kilos), las piernas de Manute Bol parecían finos alambres a punto de quebrarse. Tras sufrir mil y un avatares en pos del sueño americano, logró hacerse un hueco en la mejor liga de baloncesto del mundo. Consiguió fama, dinero y el cariño de todos, especialmente en su Sudán natal, país por el que luchó hasta los últimos días de su intensa y sorprendente vida. Pero el destino no fue benévolo con él, y murió joven, enfermo y arruinado.

A mediados de los años 80 la fotografía de un peculiar jugador de baloncesto dio la vuelta al mundo. Era la imagen de un chico de color con la camiseta número 10 de la modesta Universidad de Bridgeport (Connecticut). Tenía cara de niño y era largo, muy largo, de cuerpo infinito, como no se había visto antes. En la imagen -la primera que podéis ver debajo de estas líneas- el chico, de nombre Manute Bol, originario de una tribu de Sudán, levanta sus brazos para, sin despegar los pies del suelo, llegar prácticamente a la altura del aro. Tras él, uno de los árbitros del encuentro da la auténtica perspectiva de su descomunal envergadura. Pero lo que más sorprendió fueron sus brazos y sus piernas, auténticos palillos, y lo escuálido de su cuerpo. La fotografía mostraba a un “fideo andante” sobre una cancha. Estábamos, posiblemente, ante la fisionomía más singular de la historia del baloncesto; parecía mentira que ese cuerpo pudiera jugar contra auténticas moles sin romperse en mil pedazos.

Meses después, el joven Manute aterrizaba por fin, tras un sinfín de avatares, en la mejor liga de baloncesto del mundo. Era el primer africano que lo conseguía. Su llegada a la NBA despertó el lógico interés de lo insólito. En octubre de 1985, en una de sus primeras comparecencias públicas, decenas de periodistas le asediaban y acribillaban a preguntas: “¿Le asusta el reto de enfrentarse a los mejores jugadores del mundo?”. “No me asusta nada –respondió con timidez-. Recuerdo que cuando era más joven tuve que cazar un león con mis propias manos”.

 Estas declaraciones agrandaron su leyenda, y contribuyeron a aumentar la fascinación hacia su figura y su historia personal, la de un joven llegado de un mundo lejano y salvaje que triunfa en el país de las oportunidades. Años después, el propio Manute Bol matizaría y pondría en su verdadera dimensión aquel episodio. Según su narración posterior, cuando tenía 15 años, en una de sus jornadas a campo abierto con el ganado, una de las vacas fue devorada por un león, algo que le atemorizó; por eso, los días siguientes llevaría consigo una lanza. Una de esas mañanas, encontró al león durmiendo bajo unos arbustos; sigilosamente, se acercó y le arrojó la lanza con todas sus fuerzas, acabando con la vida de la bestia. El gigante sudanés reconocería que de no haber estado dormido el fiero animal, no se hubiera atrevido a enfrentarse a él.

 

Contesta a las siguientes preguntas sobre el texto:

5- ¿De dónde era originario Manute Bol? ¿Qué lo hacía diferente al resto de jugadores de baloncesto de la NBA? (1 punto)

6- ¿Qué quiere decir que tenía una fisionomía singular? ¿Por qué crees que sorprendió a todo EEUU la anécdota del león? (1 punto)

El rincón de la lectura: La diabetes y el deporte.

Si te han diagnosticado diabetes, la dieta y el deporte son tus aliados a la hora de prevenir complicaciones y llevar una vida normal. Y si no quieres acabar con diabetes, también te interesa este artículo ya que la diabetes se está convirtiendo en una epidemia en las poblaciones occidentales.

Raúl Notario y Yolanda Vázquez Mazariego 13/11/2013
Pincha en los siguientes enlaces para leer el artículo:
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.