Escalada. Actividades en el medio natural.

Observa los vídeos, lee detenidamente el texto,  y contesta a las siguientes preguntas.

1. ¿Qué materiales nombra el monitor de escalada? Dime para que se utiliza cada uno de ellos (puedes buscar información en internet).

2. Explica cómo se realiza la técnica de progresión en escalada (consulta los apuntes de clase).

3. Busca información en el texto sobre tres modalidades diferentes de escalada y explica la diferencia entre cada una de ellas.

4. Fíjate en la imagen del mosquetón y dime la resistencia en Kn (kilonewton) del mosquetón colocado longitudinalmente y cerrado. A qué equivale 1Kn. Cuántos kg (kilogramos) aguanta un mosquetón de escalada.

5. Señala en el texto cinco palabras que no comprendas y busca su significado en el diccionario.

6. Escoge del texto alguna de las modalidades de escalada que se explican, busca información  y haz una descripción con tus propias palabras del entorno natural en el que se realiza.

  

image

CONOCE LA ESCALADA

La escalada, en montañismo, es una actividad que consiste en realizar ascensos sobre paredes de fuerte pendiente valiéndose de la fuerza física y mental propia. Se considera escalada todo ascenso ya sea fácil, difícil o imposible de realizar (según el estado físico de la persona) con las extremidades inferiores (pies y piernas; en algunos casos también se podía llegar a utilizar la rodilla, por si hubiera alguna pared al lado) y las extremidades superiores (brazos y manos). En la escalada hay alturas que implican un peligro considerable y con el objetivo de tener seguridad se utiliza equipo de protección. En origen, la escalada aparece como una actividad derivada del montañismo. Entonces se consideraba sólo como un medio de entrenamiento para los recorridos de montaña. Fue en el siglo XIX cuando la actividad nació en Alemania del Este (Dresde) y en Inglaterra (el distrito de los Lagos). A lo largo de un siglo, el material evolucionó al ritmo de las actuaciones de los escaladores y a la inversa. Las vías de dificultades crecientes aparecieron con los tiempos: 1913, nivel 5; 1917, nivel 6; 1970, nivel 7; 1983, nivel 8; 1991, nivel 9. La existencia de rocódromos a partir de los años 1960 dio un auténtico empuje a la evolución de la disciplina. La escalada está a menudo considerada como un deporte de riesgo, aunque conviene distinguir diferentes prácticas: la escalada habitualmente se practica con un equipo que permite evolucionar con toda seguridad, pero existe una práctica más extrema llamada “solo integral”, donde el escalador evoluciona sin ninguna seguridad. Escalada libre Se emplean únicamente las manos y los pies como elementos de progresión. Hay que mencionar que un elemento recomendable es el casco. Suelen utilizarse los denominados pies de gato. Éstos son un tipo de calzado que se adapta muy bien a los pies. La suela de los pies de gato es lo suficientemente gruesa para que no sea perforada por ningún objeto, y está fabricada en goma cocida, lo que proporciona adherencia, siempre que la roca no esté húmeda. Es por esta razón por lo que no conviene la escalada en ciertos lugares por la mañana, debido al rocío que humedece la pared. En esta modalidad de escalada libre está “prohibido” hacer descansos colgándose de los seguros entre las reuniones, y si el escalador se cae tiene que repetir el largo desde el principio. Escalada alpina. Es la escalada llevada a cabo en alta montaña. Requiere ser un escalador experto debido a las complicaciones que podrían darse, como la capacidad física, falta de seguros fijos, roca no fiable, condiciones meteorológicas, descenso complicado, etc. Escalada en hielose realiza en las partes más sencillas, en las cuales se forman cascadas de hielo. Es una de las más peligrosas. Se progresa con herramientas específicas: piolets y crampones, y para asegurarse se usan los tornillos de hielo. Escalada mixta (roca y hielo). Dentro de esta categoría “escalada libre”, se incluirían la escalada deportiva y la escalada clásica, siempre y cuando en esta última no exista ningún tramo de la vía ascendido con técnicas de escalada artificial.   Escalada clásica (o tradicional) La escalada clásica (o tradicional) persigue hacerse de la manera tradicional alpina, es decir, subir una vía por la que el primero de la cordada va instalando los seguros, ya sea en anclajes naturales (árboles, puentes de roca, puntas de roca) o en anclajes artificiales recuperables (clavos, nudos empotrados, fisureros, friends,…). Las fijaciones para escalada clásica se instalan generalmente en grietas (mayor sencillez), como los friends, fisureros, pitones… aunque ocasionalmente se colocan seguros que ofrecen mejores garantías, fundamentalmente por permitir una tracción multidireccional: tacos de expansión autoperforantes -conocidos popularmente como SPITS-. Si bien requieren un tiempo de instalación mucho mayor (al ser necesario perforar manualmente un agujero en la roca compacta de unos 3 cm de profundidad, usando la propia cabeza dentada del taco como broca y el martillo de escalador como percutor), ofrecen una resistencia mayor y, en combinación con un conjunto de conectores (chapa o anilla de anclaje + mosquetón) conforman un anclaje artificial con mayor eficacia para detener una caída que las fijaciones para fisuras. El taco en sí no es recuperable, a diferencia de las fijaciones para fisuras, aunque sí lo es la chapa o anilla que lleva para unirse al mosquetón. Retirada ésta (chapa o anilla), en pared sólo queda el orificio de la rosca hembra del taco. Generalmente se evita instalar anclajes de expansión (como Spits y Parabolts) en la escalada clásica, aunque a menudo se ven en pasajes delicados o difícilmente protegibles de forma muy natural. Escalada deportiva Estilo de escalada que, como sistema de seguridad, utiliza anclajes previamente fijados a la pared mediante sistemas mecánicos –de expansión– o químicos –resinas epoxi y colocados estrátégicamente a lo largo de la vía, lo que permite ampliar las posibilidades de escalada a las placas de roca compacta carentes de aristas o fisuras. Estos anclajes (“chapas”) sirven para asegurar a los escaladores de modo más polivalente que un friend o un fisurero lo que permite concentrarse mucho más en la técnica o en algunos pasos difíciles. La escalada deportiva se caracteriza por reducir notablemente el riesgo del escalador a cambio de aumentar el nivel de dificultad (el grado de la vía). Esta modalidad generalmente busca zonas relativamente accesibles y con paredes no necesariamente muy altas, en las que se equipan vías de diferentes grados de dificultad. Por lo general, estas vías, antes de equiparse, se “limpian” de maleza y de piedras sueltas o susceptibles de romperse, para ganar en la seguridad del escalador deportivo. La escalada de esta modalidad suele buscar la dificultad por sí misma, y la belleza de movimientos. El tipo de escalada deportivo es idéntico al desarrollado en rocódromos, salvo que estos últimos utilizan presas artificiales para conformar los agarres que la roca provee de modo natural. Las presas están hechas de resinas sintéticas, con buena adherencia e imitando formas naturales según la dificultad que se quiera lograr, aunque tienen el inconveniente de gastarse paulatinamente, volviéndose lisas. Este problema se acentúa si no se utiliza una zapatilla apropiada. Se suele aducir a motivos éticos para prohibir o censurar la alteración del medio natural con el fin de facilitar la ascensión, de modo que, en caso de no tener suficiente nivel para escalar determinada vía, se recomienda buscar otra de menor nivel en lugar de alterarla artificialmente. Grandes paredes (BigWall) La escalada de grandes paredes o big wall suele durar varios días por lo que se tienen que subir hamacas para dormir, víveres, etc. Para este tipo de escaladas se usan técnicas de escalada artificial, aunque últimamente se están realizando grandes y largas escaladas íntegramente en libre. Se precisa de alimento para uno o dos días y el mínimo material, ya que el peso de este nos dificultará aun más la ascensión de la vía. Escalada artificial En la escalada artificial se emplean todo tipo de material como fisureros y pitones para ayudar a subir y no sólo como protección; es decir, el material puede usarse también para progresar. En el caso de ausencia de presas naturales, se colocan fijaciones (del tipo adecuado a la carga y condiciones de la roca) a las que se sujetan estribos escalonados que servirán al escalador para ir ascendiendo. Es un tipo de escalada lento y laborioso, donde además es necesario usar mucho material. Constituye la única forma de alcanzar determinados lugares, siendo muy usado -por ejemplo- por los espeleólogos para explorar ventanas colgadas en paredes y techos de las cuevas.

Anuncios

Orientación en el medio natural.

Observa los vídeos, lee detenidamente el texto,  y contesta a las siguientes preguntas.

1. Explica en qué consiste una carrera de orientación. Enumera el material necesario.

2. Dibuja una brújula y señala sus partes.

3. Explica cómo se calcula un rumbo con una brújula (consulta tus apuntes de clase).

4. Define los siguientes elementos de un mapa; escala, curvas de nivel y leyenda.

5. Señala en el texto cinco palabras que no comprendas y busca su significado en el diccionario.

6. Escoge del texto alguno de los paisajes o animales que hayas visto y haz una descripción con tus propias palabras.

 

CONOCE EL ALTIPLANO

 La localidad de Zújar se encuentra en la comarca del Altiplano, al norte de la provincia de Granada, entre Jaén y Almería. Una tierra formada por inmensas altiplanicies que hace millones de años acogieron un enorme lago, limitada entre la sierra de Baza y la sierra de Castril, presidida por cumbres omnipresentes: la Sagra y el Jabalcón, que coronan un misterioso paisaje semidesértico. Los pantanos Negratín, Portillo y San Clemente, y La Bolera en el límite con Jaén, contrastan con el árido paisaje circundante. El Altiplano es una de las zonas de mayor valor arqueológico de la provincia. Desde el Paleolítico a la época Ibérica hallazgos de industrias líticas acreditan a la zona como el lugar de poblamiento homínido más antiguo de Europa. Baza y Huéscar son las ciudades cabecera de las comarcas que componen el Altiplano. Sus pueblos: Benamaurel, Caniles, Castillejar, Castril, Cortes, Cuevas del Campo, Cúllar, Freila, Galera, Orce, Puebla de Don Fadrique y Zújar, componen una rica y extensa zona de impresionantes espacios naturales. Sierras, barrancos y laderas erosionadas por el agua y el viento a lo largo de los siglos forman un paisaje de marcados contrastes: arboledas que acompañan los ríos en contraste con los ocres de la tierra, paredes escarpadas seguidas del blanco de la cal de las chimeneas de las casas cueva (peculiares de esta zona), cascadas de agua de los ríos y del deshielo cuando las nieves se funden y bajan desde las cumbres a las sierras… Encontramos también manantiales de agua termal: Los Baños de Zújar, Fuencaliente y Orce. En definitiva, un entorno impregnado por una comarca tan extensa como rica en contrastes.

Los parques naturales que nos rodean hacen de este entorno un lugar privilegiado para practicar actividad física en el medio natural. El Parque Natural de la Sierra de Baza, el Centro de Interpretación Cortijo Narváez. En el otro extremo, el Parque Natural de la Sierra de Castril, con gran cantidad de grutas y galerías subterráneas, bañado por hermosas cascadas. Enebros, sabinas y pinos conforman la flora, así como el buitre leonado y el águila real levantan el vuelo por encima de las cumbres.

Nuestras aves insignia:

El águila real al igual que en la mayoría de las aves de presa, las hembras son mayores que los machos, pudiendo llegar al metro de longitud desde el pico a la cola y los 2,3 metros de envergadura alar, y un peso de entre 4 y 6,75 kg, mientras que el macho, de un tamaño menor, alcanza entre 1,8 y 2 metros de envergadura alar y un peso de entre 2,9 y 4,5 kg. El plumaje es castaño oscuro, tornándose dorado en cabeza y cuello y blanco en los hombros y el extremo de la cola. En los individuos jóvenes, el blanco abunda más en la cola que el pardo, relación que se invierte con la edad. Esta especie se incluye dentro de las llamadas águilas calzadas, ya que las patas están cubiertas de plumaje en lugar de tener una cubierta escamosa como en otras águilas.

El buitre leonado puede llegar a los 10 kg de peso, con una envergadura que supera los 2,5 m. Las plumas son de color ocre o canelo en la mayor parte del cuerpo (dorso, zona ventral y mitad anterior de las alas), siendo este el motivo de su apelativo “leonado”. Estas plumas leonadas, se tornan marrón oscuro o negro en las rectrices de la cola y extremo de las rémiges. La base del cuello está rodeada por filoplumas blancas a modo de gorguera.

El pico ganchudo, típico de las rapaces, y especializado en desgarrar tejidos, es pardo grisáceo en la base y amarillento pálido en los lados. Los tarsos y dedos son grises y grandes, aunque mucho más débiles que los de otras grandes rapaces, siendo las uñas cortas y romas. Esta circunstancia, a la que hay que añadir especialmente el gran peso y lentitud de estas aves, hace que sea prácticamente imposible que los buitres den caza o maten a otros animales, como sí hace el resto de las rapaces.